Carine Roitfeld


Roitfeld, de 56 años, comenzó su carrera como modelo, cuando a los 18 años le descubrieron por las calles de París. De ahí dio el salto al estilismo, lo que le permitió trabajar con Mario Testino, haciendo sesiones de fotos y editoriales de moda para las ediciones

Roitfeld conoce la moda desde los cimientos. Poco después se convirtió en musa de Tom Ford en uno de los momentos cumbre en la carrera del diseñador, en su época de Gucci e Yves Saint Laurent.



La relación es tan estrecha a día de hoy, que Roitfeld pidió al diseñador que fuera su editor invitado en el número de diciembre de la publicación: su último número en Vogue París.

 Ultima portada.

Roitfeld llegó a Vogue para sustituír a Joan Juliet Buck y en esta década ha conseguido hacer de la revista un boyante icono de moda y sofisticación.

En 2001 dio el gran salto, convirtiéndose en la editora de Vogue París.
Bajo su mando, Vogue París se ha convertido en una referencia mundial. Gracias a su talento y personalidad ha conseguido aportar una nueva dimensión y una mirada audaz al mundo de la moda, colaborando siempre con los mejores fotógrafos del mundo.


Después de la extraña salida de Carine de Vogue Paris ahora es la actual editora y estilista de Barneys New York. La ex-directora de Vogue París ha sido elegida por Kar Lagerfeld como asesora de estilo de la campaña de Chanel Otoño/Invierno con la modelo danesa Freja Beha Erichsen como protagonista. "La unión con Freja fue genial" aseguró Lagerfeld.


Carine supervisa además la campaña de Fendi con Ana Rubik y el corto de cine para la colección Chanel Crucero e incluso colabora en los estilismos de editoriales en revistas de moda.


Emmanuelle Alt, directora de moda en Vogue París durante la dirección de Carine, es ahora la editora jefe de la revista.

No hay comentarios

Publicar un comentario